Nuestra labor

En nuestra primera toma de contacto con la realidad de la juventud en la región de Man ya constatamos que el fenómeno de los niños soldado era muy latente y que nadie trabajaba para su reeducación una vez que las armas habían callado.

Por medio de contactos con la población y las iglesias locales nos fueron apareciendo casos de chicos que fuimos estudiando para dar forma a la primera promoción de formación profesional en J.E.A.

Escogimos los oficios de la construcción porque era mucha la demanda laboral al estar el país en reconstrucción. La mayoría de estos jóvenes llegaban al centro sin apenas saber leer, habiendo aprendido a usar un arma antes que un lapicero.

J.E.A acoge en su primera promoción un grupo de 40-50 jóvenes para comenzar su trabajo. La formación profesional sería gratuita y duraría tres años por promoción.

Así que nuestra labor es la acogida de los jóvenes en un centro de formación internado para su estudio psicológico, dando prioridad a huérfanos sin ningún apoyo familiar y niños ex-soldado. Y asegurar un proyecto de alfabetización que diese a estos jóvenes la posibilidad de poder aprender a leer y escribir, asegurar una formación profesional de calidad en los oficios de la construcción: albañilería, fontanería, electricidad, pintura, artesanía,…

También pusimos en marcha un plan de cría de ganado que pudiese abastecer al centro de carne, y un plan agrícola para asegurar los cultivos típicos de la zona.

Además de su formación profesional y su restauración emocional y psíquica, nuestra principal labor es su restauración espiritual. Creemos en el Dios que se revela en la Biblia, así que tenemos junto con los jóvenes una meditación diaria de la palabra de Dios, y estudios bíblicos una vez por semana, tiempo juntos de oración dos veces a la semana, reunión de chicas, culto dominical. Pero sobretodo mucho tiempo dedicado a escucharles.

Y Dios está obrando en la vida de estos jóvenes, con vidas destrozadas humanamente, en las que Dios muestra su poder llevándoles a una nueva vida en Cristo. Así que Dios nos está permitiendo ver con gozo el fruto de nuestra labor para Él en Man.

Aquí puedes ver muchas fotos de lo que ha sucedido allí en los últimos años